Cuidado del agua y del medio ambiente

Cuidado del agua y preservación del planeta

  • Impacto ambiental
  • Impacto social

Contribuir desde las empresas al cuidado del agua y la preservación del planeta

 

Todas las empresas deben asumir con responsabilidad el cuidado del agua y generar acciones o iniciativas que tengan un impacto positivo en el medio ambiente. Pero… ¿por dónde empezar? Sigue leyendo y te contamos.

 

Te mostramos además cómo Alquería contribuye a este propósito.

 

¿Cómo contribuir desde las empresas al cuidado del agua?

 

El agua constituye el elemento más frecuente en el planeta Tierra. Sin embargo, únicamente el 2,53 % del total es agua dulce y el resto es salada (UNESCO, 2003). Entonces, ¿importante ahorrarla, verdad? Y es que todos, sin excluir a nadie, dependemos del agua para sobrevivir y prosperar. Sin ella sería imposible la vida. ¿Acaso puede ser mayor su importancia? ¡Claro que no!

 

En este sentido, el ámbito empresarial juega un papel esencial. Ahorrar agua en las empresas no sólo posibilitará una mejor gestión de este recurso a corto, mediano y largo plazo, sino que también contribuirá al cuidado del medio ambiente, que en definitiva es la gran casa de todos.

 

Las empresas aportan desde diferentes ángulos al cuidado del agua.

 

A continuación te contamos más. ¡Toma nota! ¡Tú también puedes formar parte de acciones que fomenten el cuidado del agua!

 

1. Correcto desecho de residuos

 

Si bien la contaminación del agua es generada por diversos factores, los residuos industriales representan una parte nada despreciable del problema. Tan sólo este dato lo ilustra: una gota de aceite o de residuos de hidrocarburos es capaz de contaminar 1000 litros de agua (Aquae Fundación, s.f.) ¡Y esto es nefasto para el planeta!

 

Por tanto, para el cuidado del agua en las empresas, y en consonancia con el Objetivo de Desarrollo Sostenible número 6 “Agua limpia y Saneamiento”, es de suma importancia llevar a cabo un adecuado proceso de desecho de residuos. ¿Cuál es la mejor manera? Pues colocando basureros ecológicos especiales para cada tipo de desecho. De esta forma, es mucho más sencillo recolectarlos para llevarlos a centros de acopio y reciclaje.

 

2. Concientización del personal

Un paso primordial es asumir el compromiso como empresa socialmente responsable y buscar las mejores alternativas para reducir el despilfarro de agua. ¡Y eso incluye a todos los trabajadores! Precisamente, esto forma parte también del Objetivo de Desarrollo Sostenible 13, referido a la “Acción por el Clima”.

 

Será indispensable involucrar a todos hacia un camino cada vez más ecológico. Habrá que hacerlos partícipes de las iniciativas dirigidas al cuidado del agua. Igualmente, motivarlos a que ahorren este recurso vital y hagan todo lo posible para que quienes los rodean lo apliquen también.

 

3. Conocimiento del impacto

 

En el cuidado del agua en una empresa resulta fundamental el análisis de la huella hídrica de la compañía. ¿Qué significa esto? Pues que cada entidad debe tener un conocimiento del impacto de sus acciones en el uso que da al agua. Y en consecuencia actuar, teniendo en cuenta siempre el ahorro de este recurso.

 

4. Desde dentro de la empresa

 

En cuanto a lo interno de la empresa, hay muchos pasos desde el punto de vista de la infraestructura que se pueden seguir. Estos son sólo algunos (Alto Nivel, 2010):

 

  • Reemplazar muebles sanitarios y válvulas de alto consumo de agua por otros más ahorradores
  • Instalar sistemas que juntan el agua lluvia para luego utilizarla, por ejemplo, en el riego de áreas verdes.
  • Vigilar el estado de los flotadores, válvulas de admisión y sellado, herrajes, etc., para impedir cualquier fuga de agua.
  • Colocar medidores de consumo de agua y monitorearlos.

 

5. Implementar un Sistema de Calidad Medioambiental

 

Existen distintas maneras de impulsar las acciones para el cuidado del agua de una forma más efectiva, oficial y certificada. Una de ellas es la implementación de la norma ISO 14001 de calidad medioambiental.

 

Cualquier empresa puede acceder a su certificación, y se trata de la aprobación de un Sistema de Gestión Ambiental a través de la aplicación de los requisitos que recoge dicha norma reguladora. Esta certificación es también conocida como “el sello verde”.

 

Alquería: ¡cuidado del agua para salvar el planeta!

 

En Alquería se trabaja con la mirada puesta en el cuidado del agua y el medio ambiente. Los resultados dan fe de ello:

 

  • Más de 98 millones de litros de agua se han ahorrado entre 2018 y 2020.
  • Además, más del 99 % de eficiencia en las principales plantas de tratamiento.
  • Cerca del 6 % de reducción en el indicador de consumo de agua entre 2018 y 2020.
  • En el camino a un mundo más sostenible, Alquería apuesta por alcanzar la neutralidad de la huella hídrica, así como recuperar y aprovechar el agua lluvia.

 

Definitivamente, el cuidado del agua debe ser un eje esencial del quehacer de las empresas, en aras de asegurar el acceso a este recurso indispensable. ¿Conoces otras acciones que pueden ayudar a las compañías en este propósito? ¡Compártelas!

 

 

Bibliografía

 

Otros programas