La importancia de los lácteos en tu nutrición

¿Sabías que al menos 6.000 millones de personas en el mundo consumen productos lácteos con frecuencia?

¿O que al menos el 86 % de la producción de leche deriva de la leche de vaca? (FAO, s.f.).

¿Sabías que al menos 6.000 millones de personas en el mundo consumen productos lácteos con frecuencia?

¿O que al menos el 86 % de la producción de leche deriva de la leche de vaca? (FAO, s.f.).

  • Beneficios de la leche

Los lácteos forman parte de la alimentación balanceada, y según la FAO (s.f.), constituyen de 4 a 12 % del aporte energético en diversas poblaciones. Por eso, queremos hablarte sobre estos productos, sus características y la importancia que tiene su consumo para el desarrollo y crecimiento del ser humano.

 

La leche, sus derivados y sus características

Empecemos por definir qué son los lácteos: son todos aquellos productos derivados de la leche. Estos pueden tener, además, aditivos y otros ingredientes que sean necesarios para su elaboración. Por ejemplo, cuando se agrega avena o saborizantes para crear las bebidas lácteas (FAO, s.f.).

 

La Leche

El lácteo por excelencia es la leche y, entre todos los tipos, la más común es la leche de vaca. Este alimento proporciona todos los macronutrientes. Es decir, carbohidratos, grasas y proteínas. Las proteínas de la leche son de alto valor biológico porque contienen aminoácidos esenciales y no esenciales. Además, se caracteriza por ser fácil de digerir (Timon et al, 2020).

 

Sin embargo, las proteínas no son el único nutriente importante de la leche, pues también contiene micronutrientes esenciales para tu bienestar. Entre ellos, el más abundante es el calcio, luego le siguen el fósforo, el potasio y la vitamina B12 (cobalamina) (Timon et al, 2020).

 

La leche está dentro de los diez primeros alimentos más consumidos en Colombia. Sin embargo, las porciones diarias de consumo están por debajo de las recomendaciones de las guías alimentarias. El menor consumo se da en las regiones Orinoquía, Amazonía y Pacífico (ENSIN, 2015).

El Yogurt

El yogurt tiene una característica muy especial: contiene probióticos. Los probióticos son bacterias benéficas para la salud. Estas pueden ayudarte a mejorar tu digestión y fortalecer tus defensas (Zeratsky, 2021). Además, se ha evidenciado que juegan un papel importante para mantener saludables la piel y el cabello (Roudsari et al, 2015).

 

Al igual que la leche, aporta proteína y calcio de alta calidad y suele ser mejor tolerado por su menor contenido de lactosa.

El arequipe y la crema chantilly

Cuando agregas un poco de crema chantilly a tu café por las mañanas o esparces arequipe sobre unas obleas como merienda, también estás consumiendo lácteos.

 

Estos derivados de la leche no solo aportan un rico sabor dulce a tus postres, también proteínas y micronutrientes (aunque en menor proporción). Eso sí, recuerda que estos derivados contienen una mayor proporción de azúcares y grasas saturadas. Así que la recomendación es consumirlos con moderación.

Crema de leche

 

También conocida como nata, esta se obtiene por medio del proceso de separación de los glóbulos grasos de la leche. Otra manera rápida de obtenerla es por la centrifugación de la leche antes del envasado.

 

Es fuente de minerales como el calcio, pero también provee proteínas, vitaminas A, D y del grupo B. Entre estas destacan las vitaminas B1 (tiamina), B2 (riboflavina) y B12 (cobalamina) (Asoleche, s.f.).

 

Se puede incluir en la dieta por medio de múltiples opciones. Algunas de estas son: en la preparación de platos fríos, calientes, picantes, dulces, entradas, pasteles y postres. Con la crema de leche puedes encontrar el equilibrio de sabores en estos platos hasta darle a cada uno su toque especial. (Mejor con Salud, 2021). Eso sí, ten precaución con las porciones que consumas de crema de leche por su aporte de grasas.

Bibliografía

 

Tu opinión nos interesa

Por favor inicia sesión o regístrate para poder comentar.